martes, 26 de abril de 2011

Sustituir manetas de freno y puños en la Brompton

Inspirado por las indicaciones del anterior post sobre el tema, he decidido ponerme manos a la obra.

Materiales

Manetas Odyssey: He optado por el modelo corto. Hay que asegurarse que la abrazadera que las sujeta al manillar no interfiere con el cambio, aunque me da la impresión que valdrán casi todas las manetas de BMX.

Puños Ergon, modelo GR2 que viene con unos pequeños cuernos. Lo más importante es que el puño sea ergonómico, adaptándose bien a la mano, y que tenga buen agarre sin deslizarse de la mano. Es enorme la diferencia con el puño original.

Sustitución de las manetas

Lo primero es quitar los puños para poder sacar los frenos. Si no salen fácil, se puede meter agua o alcohol con una jeringuilla entre el puño y el tubo que hace de lubricante y sale mucho mejor.

Es necesario cortar con unos alicates los terminales de la sirga en los frenos delanteros y traseros. Después soltar la tuerca que sujeta los cables.

Hecho esto, hay que aflojar la brida que sujeta los frenos al manillar soltando el tornillo que hay en el interior de la maneta mediante una llave allen. En este momento ya se pueden retirar ambas manetas con su cable de freno.

Ahora se puede optar por mantener las fundas de los cables o sustituirlas por otras de igual dimensión. En mi caso, además he tenido que sustituir el terminador del lado del freno de la funda porque era de diámetro ligeramente mayor que el alojamiento en las nuevas manetas.

Como el cable antiguo se quedaba corto, se introduce el nuevo cable en las fundas y manetas. Se posicionan y fijan las manetas al manillar con una llave allen, y se corta con unos alicates el exceso de cable en la parte del freno. Ahora hay que sujetar y tensionar el cable al freno mediante la tuerca, y sólo queda poner con los alicates unos nuevos terminadores al cable.


Sustitución de las empuñaduras

Con paciencia, sacar los puños viejos (jeringuilla y agua o alcohol). Plantear los nuevos y cortar el exceso (en mi caso tuve que quitar con una sierra alrededor de 3 cm). Recuerdo que es mejor medir dos veces y cortar una que al revés.
Montar el puño, posicionar el cuerno para evitar que interfiera lo menos posible en el plegado de la bici y apretar el cierre del puño para dejarlo fijo.

Conclusión

La sustitución de las empuñaduras por unas ergonómicas antideslizantes es diferencial sobre los puños originales y lo recomiendo completamente. Pienso que los cuernos no son necesarios y seguramente ahora no los pondría porque tengo que tener algo más de cuidado al plegar la bici. La sustitución de la maneta imagino que dependerá de los gustos: a mi me gusta llevar siempre algún dedo sobre los frenos y esta maneta me ayuda a ir más cómodo de esta manera, aunque la mejora del agarre del puño también tiene que ver con esto.

2 comentarios:

Zampatortas dijo...

Si sigues así no te van a dar la ITV en la vida. ¿Qué has hecho el timbre? Pegaba muy bien. Dicen que el fuchsia se pondrá de moda muy pronto :)

Mucho Cierzo dijo...

El timbre sigue puesto!!! (hay que cumplir la ley...)

Y mis ojos lo ven "rojo casi brompton" y no fucsia ;-)