miércoles, 14 de junio de 2006

Banks y Gibson

Por cambiar de tema, dedico esta entrada a hablar de mis escritores favoritos de ciencia ficción. Descubrí hace unos años (cuando todavia usaba la Biblioteca de Aragón) a Iain M. Banks. Curiosamente, este escritor también escribe ficción, pero en este caso bajo el nombre de Iain Banks. Su obra de ciencia ficción, encuadrada en la Space Opera, está situada en un futuro muy lejano donde conviven multitud de especies en un universo amable en el que la tecnología ha llegado a todo: se hace innecesario el trabajo, viajes espaciales en inmensas naves con millones de personas que viven (más que viajan) en ellas, inteligencia artificial que se consideran personas, modificaciones corporales que permiten regenerar miembros, tener control consciente sobre mecanismos fisiológicos, cambios de sexo para experimentar la maternidad, guerras entre razas que destruyen soles...

Otro autor, aunque más difícil de seguir, es William Gibson. Tiene el reconocimiento de haber sido el inventor del término ciberespacio, y está más encuadrado en lo que se ha llamado cyberpunk. Sus primeros libros (Neuromante 1984) transcurren en un mundo tecnificado donde los piratas informáticos utilizan consolas para navegar por el ciberespacio, asaltar bases de datos e intentar evitar sus sistemas de defensa. Los protagonistas se hacen implantes cibernéticos para ampliar sus sentidos o la manera de comunicarse con las máquinas. Comparado con Banks, es un ambiente mucho más sucio a la vez que real y probable. Curiosamente, su último libro no está ambientado en el futuro, sino en el presente (alternativo), quizás desarrollando la idea de que el futuro ya está aquí y debemos fascinarnos por las posibilidades que la tecnología pone a nuestro alcance. Por último, la película Johnny Mnemonic está basada en su relato corto del mismo nombre. También ha escrito el guión de un par de capítulos de Expediente X.

Categoría: Literatura

2 comentarios:

Jose Alberto dijo...

Soy un fan de Gibson, tengo prácticamente todos sus libros. Crea una futuro creible, sin perderse en detalles técnicos, pero tampoco sin olvidarse de ellos.

Me encanta la sensación en sus relatos de no saber que está ocurriendo, de andar perdido y ver como según avanza la historia van encajando las piezas, los personajes, las situaciones. Odio los libros (y las películas, cuentos, relatos...) previsibles, me encanta que me sorprendan, que exploren ramas no habituales.

Buscare algo de "Iain Banks", gracias por descubrirmelo.

Mucho Cierzo dijo...

Nada, a disfrutarlo. Creo que es actualmente mi escritor favorito (nada que ver con la narrativa de Gibson).