lunes, 30 de octubre de 2006

Cine soviético de ciencia ficción

Ha dado la casualidad que en estos días he visto dos películas de ciencia ficción soviéticas.

La primera ha sido El poder de un Dios (1990). Esta peli la ví siendo un chaval, alquilada de un videoclub. Me gustó tanto que la ví dos veces. El argumento cuenta cómo unos científicos terrestres hacen de historiadores en un planeta que vive en un período similar a nuestra edad media, sumido en la violencia y fanatismo. A parte de vigilar desde su nave en la órbita del planeta, han iniltrado en la sociedad unos observadores, que no pueden evitar sentirse afectados por todo lo que ocurre a su alrededor. Aborda la represión que ejercen los dirigentes políticos y religiosos, y los intentos (frustrados sangrientamente) de avance tecnológicos, científicos e incluso sociales. La película tiene la particularidad que está producida por la Unión Soviética y Alemania del Este, y está basada en un libro ruso de ciencia ficción.

La segunda ha sido Solaris (1972), también basada en una novela rusa de ciencia ficciñon. Ver pelis diferentes tiene algún inconveniente, como que el audio esté en ruso y haya subtítulos en castellano. Por otro lado, tampoco hablan demasiado. Siendo que el 95 % de las películas que veo/vemos son americanas, siempre me inquieta que, acostumbrado a su lenguaje cinematográfico, luego no entienda bien las que son de otra nacionalidad y estilo. En cualquier caso, la peli se sigue bien, resulta bastante interesante y me llama mucho la atención la estética rusa y setentera. Por otro lado, me ha recordado la versión yanki (Solaris 2002), que la recuerdo lenta y aburrida.

Categoría: Cine

2 comentarios:

Harut dijo...

La primera tiene muy buena pinta.

Crees que las pelis de ciencia ficción de antes tienen algo más de encanto que las actuales pq. tratan más el tema humano, o lo que sea?

Sabes de alguna actual que merezca la pena?

Saludos, Harut.

Mucho Cierzo dijo...

Sí, la primera me mola mucho. Creo que tienes razón en lo que dices de las pelis más viejas. Ahora están basadas exclusivamente en los efectos especiales.

De las actuales, las últimas que he visto son Aenon Flux y Ultraviolet. De estética son bastante parecidas, aunque creo que me gustó más Aenon.

Saludos.